Cómo elegir la tipografía perfecta para tu sitio web.

Cuando queremos deleitar a la gente con el diseño o apantallar con una presentación pulcra, los detalles importan, y mucho. Las tipografías que eliges en una publicación le dan una diferencia mayor al resto de las demás.

El problema a veces es la cantidad de opciones que tenemos a nuestra merced, ya que no siempre elegimos la mejor. Afortunadamente tenemos algunas opciones que te pueden servir para ese proceso de elección.

Un básico, las cabezas de tus publicaciones siempre deben ser gruesas y altas, mientras que tu texto debe ser ligero, claro y legible. Recuerda que en estos tiempos de medios como el Smartphone o la Tablet debes elegir una tipografía que no represente un reto para el que te lea desde uno de esos dispositivos.

Para la web tenemos muchas tipografías, estilos de fuente que pueden adaptarse a una presentación gráfica que armonice perfectamente con la idea o el estilo que queremos darle a nuestra página web. Sin embargo tendremos situaciones donde tendremos que sacrificar estilo por comodidad.

Si, sabemos que esa tipografía basada en una serie de TV se vería impresionante en tu sitio web pero ¿qué crees? no está adaptada para internet.

Hay dos tipos de tipografías, las ‘TrueType’ y la ‘OpenType’ que son estilos de fuente que puedes bajar de sitios dedicados  que suelen verse bien en publicaciones impresas, sin embargo para sitios web suelen traer problemas.

Para solucionar el caso anterior nosotros recomendamos el uso de Google Fonts, que además de ser gratuitas, están adaptadas a cualquier resolución de pantalla y están optimizadas a todo tipo de lenguajes.

Otro factor que debes tomar en cuenta es el tipo de contenido que publicarás, utilizar una tipografía moderna en un sitio de noticias digamos ‘serio’ puede sonar una vanguardista idea, pero a veces debes responder a lineamientos editoriales que piden ser más conservadores en el uso gráfico y tipográfico.

En un blog o un sitio de notas menos serias puedes usar tipografías que denoten frescura y algo distinto; por otra parte en un sitio de noticias o de una biblioteca mantienes la esencia si manejas estilos de letra ‘más serif’ que evoquen a la seriedad.